lunes, 31 de julio de 2017

(TOTALMENTE) CERRADO POR VACACIONES

Hoy ha sido mi primer día de vacaciones y voy a estar sin currar hasta el próximo 21 de agosto. Me parece que hacía años que no tenía tantísimas vacaciones, o tal vez sí las tuviera, pero seguro que no las disfruté tanto como las voy a disfrutar este año porque NO PIENSO HACER NADA DE NADA.
 
¿Cómo? ¿Que Pollantonio se va al Caribe?
La semana pasada le compré 'Los hermanos Karamazof' y 'El sepulcro de los vivos' a mi colega José Luis el librero... pero ahí se van a quedar. No pienso hacer ningún tipo de esfuerzo o trabajo intelectual durante todo este verano. No voy a leer, ni voy a escribir, ni voy a ver la tele y, bueno, ya sabéis que ni Smartphone tengo, así que como os decía me he propuesto darle un descanso total a mi cerebro. De hecho, ayer estuve jugando a la Master system, en un emulador de la Gameboy micro, y creo que en los próximos días me voy a dedicar a pasarme el Sonic de la Master, que nunca lo he hecho. Qué cutre, ¿verdad? Jajaja.
 
Pues eso, que nada de Maricones del espacio hasta la vuelta. Estaré en la piscina y en la playa nadando o tomando el sol; echándome siestas por las tardes en una tumbona y yéndome pronto a dormir por las noches.
 
Este año he currado mucho. Además de cambiar de trabajo y tener que adaptarme al nuevo ambiente también me he quedado muchos días hasta las dos o las tres de la mañana haciendo cosas de la comunidad o con temas del libro y todo eso. A mi regreso ya volveré a pillar el ritmo, porque tenemos muchas novedades previstas para septiembre: Tenemos que publicar el MARICONES MANÍA en físico; tenemos que poner en funcionamiento la campaña de promoción en la que hemos estado trabajando; acondicionaremos la web otra vez... A todo esto, hablaré con Lucía para hacerle una nueva propuesta de colaboración. Su editorial Libros de autoengaño nos ha llevado por todos los festivales de España, y aunque nos haya dejado un poco de lado últimamente (otras cosas estará haciendo) seguimos estando en deuda con ella, así que le comentaré a ver qué le parece participar en el plan de promoción que hemos previsto.
 
Ah, y como colofón vacacional el próximo 16 de agosto vienen los HEPCAT a tocar al Estraperlo. Vamos, que ni me lo creo. ¡Qué maravilla! Obviamente, allí estaremos. 

Nada chavales, os deseo que vosotros también tengáis buenas vacaciones y ya nos vemos a la vuelta si eso.
 
¡Cuídensemelé!
 
-R-

miércoles, 19 de julio de 2017

EL VERDADERO 'VERANO DEL AMOR': 1987 - ROBOCOP + DEPREDADOR

Recuerdo las caras de agrio que me ponía la peña cuando, al preguntarme cuál era mi película favorita, yo siempre respondía que era Robocop. Ayer me enteré que hace tres décadas ya desde que la película declarada como la más violenta del género de ciencia-ficción llegó a la gran pantalla en los Estados unidos. Cuando me han pedido explicaciones al respecto, que cómo podía ser mi favorita una película tan ultra-violenta como esa, yo solía argumentar que Robocop tiene dos niveles: Es una cinta de acción con muchos tiros y tal, pero la crudeza de la  misma también invitaba a pensar, pues tiene una gran carga de reflexión filosófica sobre temas tan imperecederos como la vida después de la muerte, la verdadera justicia, la corrupción del sistema capitalista moderno, la amenaza de la tecnólogía sobre el factor humano... Pero vamos, que todo eso son mamarrachadas que digo ahora. A mí lo que verdaderamente me gustaba de la película, siendo un chaval, era que Robocop reventaba a tiros a los hijos de puta, que le salía un pincho del puño, que era inmune a las balas y sobre todo adoraba el espanto que me causó ver cómo moría el sicario asqueroso que se cae en el bidón de ácido y cómo se desangraba el hijo de la gran puta podrido aquel que era calvo y llevaba gafas. Algunos dirán que no, porque ahora lo que se lleva es la tolerancia a cualquier precio y el puto-buenismo, pero todos adoramos la venganza cuando es justa, y es precisamente ese sentido de la justicia lo que estamos perdiendo.
 
Revisando entradas de blog donde ponen a Robocop por las nubes, que ya veo que no soy el único, he descubierto también que fue estrenada a la par con Depredador. Apenas unos pocos días de diferencia separan el estreno de ambas. No voy a hablaros de ellas, porque ya existen suficientes entradas en internet que las comentan y las elogian, sino que aprovecho para reivindicar tanto el impacto de las mismas como la plausible libertad con la que se expresaba el cine de acción de los ochenta. Todos estaremos de acuerdo en que esa libertad ya no existe, y no está controlada por ningún gobierno ni ningún organismo censor, sino que está regida por el designio de esa gran amenaza que se cierne a nivel mundial: Los tentáculos del Gran hermano, el dedo acusador de los chivatos de toda la vida que ahora se extiende por las redes sociales y coacciona a la gente para que acepte a decidir, bajo sus amenazas, sobre lo que está bien y lo que está mal. Una puta mierda, vamos.
 
Como no quiero extenderme mucho más, tan sólo permitidme invitaros a recuperar ese espíritu libre que murió a finales de los noventa para reencarnarse en puro y asqueroso cinismo buen-rollista. Además, permitidme también insistir en que bajo mi criterio ambas cintas siguen siendo tan disfrutables como el primer día.
 
¡Chuparos esa, Flanders de mierda! 

-R-

lunes, 17 de julio de 2017

CAMBIO DE PLANES - PROGRAMA DE PROMOCIÓN NACIONAL, PRIMERA PARTE

Esto funciona así. Yo ya lo sabía, porque la experiencia de tantos años ya me lo advirtió, pero os lo quiero comentar para que lo tengáis presente: Cuando dejas algún proyecto en manos de los demás, casi que por inercia y por costumbre, como decía Ágorer: "Al final, te comes una mierda". Eso es así, no puedes esperar que nadie te eche un cable a no ser que con ello satisfagan su propio interés o sea algo que les exija el mínimo esfuerzo. La gente que más se queja de la "hipocreshía" y de la falta de interés por parte de los demás en realidad son los que más corrompidos están por el utilitarismo.

En conclusión: Las cosas tienes que hacerlas siempre por ti mismo... y no merece la pena cabrearse con nadie. Cuando te vengan a chupar la polla será cuando ya hayan bocas de sobras, jajaja.
 
 
Tal como os avanzaba en el artículo anterior, mi socio y yo hemos decidido darle una vuelta de tuerca a los planes que teníamos previstos para el presente año. Si bien habíamos acordado hacer todo lo posible por publicar de forma legal el MARICONES MANÍA, con su ISBN + depósito legal + toda esa mierda para que lo vendieran en el puto FNAC, finalmente y en vista de que nuestro proyecto ha sido arrinconado por terceros, nos hemos planteado darle otro tipo de vida a nuestra última publicación. No será un asqueroso bien de consumo por el momento, sino que se convertirá en uno de los exclusivos premios que otorgaremos en un concurso que tenemos previsto lanzar para después de las vacaciones.
 
Estos eran los objetivos de primeros de año.
¿De dónde viene todo este rollo de lo del concurso?
 
El otro día mis padres estuvieron visitando el piso de mis abuelos, porque lo vendieron y antes de cedérselo al nuevo propietario querían rescatar algunos de esos objetos que te traen recuerdos cuyo valor se basa más en el sentimiento que en lo que puedan suponer económicamente. Total, que nos trajeron un libro de recetas de mi abuela y dentro encontré un álbum de cromos que regalaban como promoción de una marca de chicles de los años ochenta. Recordaba que lo había tenido de chaval, pero también recordaba haberlo dejado en el olvido al no haber podido conseguir los cromos que exigía la promoción para poder aspirar al sorteo de una moto (esos '80, jajaja).
 
El álbum me trajo gratos recuerdos y también me dio una buena idea: A todo el mundo le gusta participar en los concursos si es que son divertidos y suficientemente asequibles. Los concursos sirven para promocionar una marca y tomar contacto con la gente a la que después les puede interesar lo que ofreces (tárget, como se dice en inglés). Total, que me puse a indagar y quise conjugar la idea del concurso con alguna campaña viral que hubiese funcionado en los últimos años. Una vez encontré lo que buscaba comencé a darle vueltas al asunto y desde entonces, que no sé si hace ya un par o tres de semanas, he estado trabajando para darle forma. El caso es que está quedando muy bien y le veo muchas posibilidades.
 
¿Para qué cojones queremos hacer ahora un concurso?
 
Muy sencillo: Pues para promocionarnos, que es lo único que nos falta. Todos sabemos que una de las cosas que más dinero mueve y genera en el mundo es la publicidad, que es bastante cara y que, bien utilizada, te puede garantizar un elevado número de ventas. Pues bien ,en lugar de utilizar los medios comunes de publicidad (anuncios, banners, spam, buzoneo y demás) hemos acordado llevar a cabo un concurso que propagaremos por la red  y que debe servir tanto para divertir a quien en él participe como para asegurarnos un amplio contacto con aquellas personas que puedan tener interés en adquirir nuestra colección, ni que sea para regalársela a su cuñado el día de su cumpleaños.
 
¿Y qué vamos a regalar en el concurso de marras?
 
Pues se supone que ofreceremos un premio grande, algo que llame la atención de nuestro verdadero público (treintañero, viejoven, semi-friki y con un humor similar al nuestro) y luego regalaríamos 100 premios de consolación para quienes participen pero no consigan ganar el primer premio. Ahí será donde recabaríamos nuestros nuevos seguidores, pues esos 100 premios serán 100 ejemplares del Maricones Manía, un libro que sirve a su vez para dar a conocer el resto de la colección. Si cada persona a la que le llega el Maricones manía se interesa por nuestra colección y decide comprarnos algún libro más, podremos recuperar también el dinero invertido.
 
¿Y cuánto os va a costar la broma?
 
Pues una pasta, la verdad. Yo calculo que sobre unos 550 pavos o así. En el premio gordo invertiremos más o menos 100 euros; en imprimir los 100 ejemplares del Maricones Manía nos gastaremos unos 170 euros más; luego nos gastaremos 250 pavos en enviar los premios por correo... así que entre eso, sobres acolchados y demás, es probable que lleguemos a la cifra que os comentaba. Y entonces os preguntaréis:
 
¿Para qué os vais a gastar tanto dinero?
 
Pues mira, porque el mundo funciona así: el que algo quiere algo le cuesta. No es dinero perdido, porque nos lo pasaremos bien, contactaremos con gente y además podremos darnos a conocer ampliamente. Si luego vendemos más o menos libros ya nos lo dirá la suerte que tengamos con nuestra promoción. Al fin y al cabo, a todas las empresas les pasa igual, nunca puedes tener la certeza al 100% de que tu campaña vaya a funcionar... pero es esa incertidumbre angustiosa lo verdaderamente divertido de los negocios.
 
¡Hagan juego, señores!
 
-R-

lunes, 3 de julio de 2017

CONSEJOS DE MIERDA PARA ESCRITORES: AUTOSUFICIENCIA

Tal como os prometí en alguna entrada anterior, aquí os dejo unas cuantas reflexiones con respecto a mi experiencia en el campo de la autopublicación. No os dejéis engañar por las gilipolleces que cuenta la peña en los foros y en los videos de YouTube, nah, son todo basura. La mayoría de ellos no han conseguido una puñetera mierda y se las dan de guays. Dejadme que os cuente algo sobre las conclusiones a las que he llegado:
 
1.- Has escrito un libro, y como es habitual, crees que es súper especial, que merece ser leído por todo el mundo y que es inconcebible el que no te vayas a forrar con semejante genialidad. Bueno, ahora me remonto a mi Yo de hace 10 años para decirme: Deja de mirarte el ombligo y date cuenta de la cantidad de piyulis (cientos de miles en todo el mundo) que, como tú, están tratando de conseguir dejar de trabajar gracias a haber escrito un libro. ¿Lo ves? No eres tan especial, pero no te desanimes, ya has hecho algo más de lo que suele hacer la gente, que mayormente es ver la tele, quejarse y lloriquear por ser unos fracasados. Ya tienes algo: Un trabajo creativo y, aunque no lo creas eres escritor, porque como decía Agnes Chevalier en La hora chanante: Hoy en día, cualquiera que escribe un libro ya se cree que es escritor.
 
2.- No seas tan patético de mendigarle a las editoriales, es tan lamentable como tener que mendigar sexo. Las editoriales no te quieren, y tú a ellas tampoco. Verás, despejemos unas cuantas dudas al respecto: Las editoriales son unas empresas que utilizan tu trabajo creativo para convertirlo en productos. Sí, eso es. Si hicieras Coca cola ellos la meterían en una lata, le pondrían colorines, la llevarían a las tiendas mediante una distribuidora y finalmente se venderían por millones de los cuales tú acabarías recibiendo sólo una parte. Bien, ahora veámoslo con perspectiva: ¿Para qué necesitas una editorial? La editorial lo que hace es pillar tu hoja de Word donde tienes escrito el libro y convertirlo en un producto rentable del que luego se llevarán su tajada. Puedes ahorrarte el trabajo editorial si lo haces tú mismo.
 
Esto es lo que se supone que hace una editorial:
 
a) Corregir las faltas de ortografía de tu libro; corregir la sintaxis y otorgarle a la historia un desarrollo correcto. Esto deberías poder hacerlo tú ayudándote con Google.
 
b) Hacerte una portada. Si no eres suficientemente hábil, porque la mayoría no lo somos, búscate un colega que sepa usar muy bien el Photoshop. Diseña la portada tú mismo con bocetos y luego termínala haciendo en PDF utilizando la maestría de tu amigo diseñador. Si da la maldita casualidad que no conoces ninguno, que ya es raro hoy en día, puedes contratar los servicios de un profesional. Lo mismo, búscalo en Google.
 
c) Maquetar el libro. No necesitas ningún programa complicado aunque te digan lo contrario. Puedes hacerlo con el Word. Sólo es importante que dejes los márgenes correctos para cuando lo vayas a imprimir. Si no tienes mucha idea, cuando pidas el ejemplar de muestra puedes corregirlos a razón de como te haya quedado. Así lo hice yo.
 
d) Hacerte una camisa para el libro en PDF. Eso es: portada + contraportada + lomo, todo junto. Lo dicho, necesitarás un colega hábil o un profesional del Photoshop. Para saber qué medidas has de utilizar es mejor que le preguntes antes a la imprenta.
 
e) Imprime tu libro. Utiliza ESTUGRAF, tienen unos precios cojonudos y trabajan tope de bien. Sólo tienes que mandarles el libro en PDF + la camisa en PDF y ellos harán la magia. Cuando les mandes tus archivos ellos te devolverán el proyecto de cómo quedará tu libro en PDF, así que antes de imprimir aprovecha para repasarlo concienzudamente. Hazles todas las preguntas que necesites, sin problema, y luego pídeles un ejemplar de prueba. Te costará 35 pavos, pero piensa que ese será tu primer libro y podrás tenerlo siempre de recuerdo. Luego, cuando el resultado esté bien, puedes pedirles que te impriman una tirada de 100 libros. Sale asequible y, tranquilo, aún tardarás bastante en sacártelos de encima.
 
f) Por último, y ya que pasas de editoriales, te recomiendo que pases 100% del tema legal. Pasa de ISBN, pasa de depósito legal y toda esa mierda. Piensa en tus libros no como hacen ellos, que piensan en productos, sino en que son objetos únicos. Son 100 copias de tu primer libro, que podrás regalar o vender a quien tú quieras. No hay problema con pasar de toda esa morralla, todavía no vas a ganar el mínimo que exige hacienda para tener que declarar tus beneficios. Si llega un día en que te tienes que preocupar de declarar grandes beneficios, te lo aseguro, eso ya no supondrá un problema.
 
3.- Fíjate, ya tienes tus libros en casa y estás loco de contento con cómo han quedado. Y ahora qué ¿Quién te va a comprar tu libro? Pues bien, se supone que esa es la parte de la que se encarga la distribuidora ¿No? Ellos tienen contacto con todos los comercios donde se venden los libros y son los que los clasifican, administran, almacenan y distribuyen. Total, que para entendernos son una empresa de logística que en vez de distribuir pan o cerveza distribuyen libros. Créeme cuando te digo que si ya es difícil que una editorial se interese por tu libro, mucho más difícil es que se interese una distribuidora. Ellos están interesados en los productos que funcionan y te aseguro que tu libro no entra en esa categoría... pero no porque sea malo, sino porque hay una cantidad de oferta descomunal y el mercado está saturado de mierda de gran calibre. De todas formas, también te digo que si la editorial te chupaba la sangre la distribuidora te va a libar los intestinos. Es decir, que si podías ganar algo vendiendo libros entre ellos se van a quedar con un 70% o un 80% de los beneficios. ¡No me jodas! Pues sí, piensa que son empresas que tienen gente trabajando en administración, almacenaje, logística etc que también tienen hijos y que han de comer. Entonces ¿qué? ¿Qué hago para distribuir mis libros sin que me sangren? De nuevo la respuesta es: hazlo tú mismo.
 
Esto es lo que hace una distribuidora:
 
a) Para empezar, tener un stock de libros. Eso, si has seguido los pasos anteriores, ya lo tienes. Quédatelos en tu casa y no tengas prisa por sacártelos de encima. En lugar de regalarlos, véndelos a un precio asequible. Si lo que de verdad quieres es que la gente lo lea, no seas tan imbécil de venderlos a 10 putos euros. No me jodas.
 
b) Deberás tener una página web donde se dé visibilidad a tu libro. Háztela tú mismo con las páginas profesionales de creación web. Están muy bien y últimamente tienen precios muy asequibles. Si puedes crear una tienda online dentro de la página, mejor... pero vamos, que tampoco te flipes. No cantes victoria todavía, piensa que a tu puñetera página, por muy chula y moderna que sea, no va a entrar ni dios. En realidad, dejando un email de contacto para que te puedan pedir el libro ya sería más que suficiente.
 
c) Créate una cuenta de correo para gestionar una lista de contactos y recibir pedidos. Tenla para enviar spam de promoción, pero ten por seguro que al principio no te va a escribir nadie. Lo de las redes sociales y toda esa mierda no sirve para nada. Puedes poner 2.000 veces "Por favor, compra mi libro" pero como te decía antes el patetismo no conseguirá que vendas más. Tú no quieres ser un mendigo literario.
 
d) Compra 100 sobres acolchados en EBay. Van de puta madre para cuando alguien te pida que le mandes un libro. Los tendrás ahí criando polvo hasta que vendas alguno, claro, jajaja, pero todo se andará.
 
d) De momento dedícate a vender los libros por tu cuenta. Al principio venderás una puta mierda, tenlo por seguro, pero eso es mayormente porque no has conseguido dar aún con la clave del trabajo de la distribuidora. Déjame que te desvele cuál es la piedra roseta de todo este embrollo que consiste en ganar dinero vendiendo libros:
 
¡Un buen método de promoción!
 
Sí, te aseguro que si has sido capaz de sacar adelante todo lo anterior lo único que te faltará es un método de promoción que consiga hacer creer a la gente que necesitan lo que les estás vendiendo. Esa mierda es la puta clave. Te recomiendo, si no lo has hecho ya, que vuelvas a ver El lobo de Wall Street para ilustrarte.
 
Aquí sí que por el momento no puedo dar ningún consejo más, porque precisamente es en lo que estoy trabajando ahora, pero ten por seguro que en mis próximas publicaciones iré sacando a la luz el método que se nos ha ocurrido a nosotros y que yo mismo valoro como muy bueno. Eso sí, se dice que se predica con el ejemplo, así que no voy a teorizar. Si la cosa finalmente funciona, podrá servir para ilustrar este texto.
 
Con respecto a este tema del que digo que es tan importante, sólo puedo decirte que cada método tiene que ser original; que puedes inspirarte en campañas publicitarias o virales que hayan funcionado ya para inventarte una parecida; que es importante que esté dirigida a un público que pueda ser cliente potencial y sobre todo que ofrezca lo que todos nosotros queremos: Dinero, sexo o diversión.
 
En conclusión: Sé tu propia editorial, sé tu propia distribuidora.
 
Hala, me piro al sobre. Me parece que hoy sin p@ja ni ná que estoy muy cansado, jajaja.
 
-R-

viernes, 23 de junio de 2017

UN AÑO DE HULMANIA - LOS MARICONES, DE NUEVO, EN EL ¡HOSTIA UN LIBRO!

La llegada de una nueva edición de la feria ¡HOSTIA UN LIBRO! me hace recordar qué era de nosotros hace solo un año. El año pasado conocimos atropelladamente a Lucía de Libros de Autoengaño, quien se prestó a llevar nuestros libros a la feria. Contactamos telefónicamente con Antonio y Kika de Molar, quienes se prestaron a acoger nuestros libros en su tienda. Justo acabábamos de imprimir la primera edición del volumen cero cuando dio la feliz casualidad de que el Cuqui pasaba un fin de semana en Madrid y nos hizo el favorazo de llevarse un cargamento para entregárselos a Lucía. Iba a decir que parece mentira que haga un año ya, pero el caso es que nos han pasado tantas cosas desde entonces que en perspectiva sí que puedo decir que ha transcurrido un año donde no hemos parado de crecer gracias a la ayuda de los amigos que acabo de mencionar. Les recuerdo con este post que les seguimos estando agradecidos.
 
Pues eso, para nuestros seguidores de Madrid (si es que los hay) decirles que este fin de semana podrán adquirir allí, junto con el resto de las excelsas publicaciones de LIBROS DE AUTOENGAÑO, nuestros tres primeros libros... o el primero y el tercero, pues puede que a Lucía se le hayan terminado los Chaparrones de pollas (va sin segundas).
 
El otro día una paisana con la que compartimos, digamos, editorial estuvo dando unas charlas en YouTube acerca de los entresijos de la auto-publicación. Pues bien, puedo afirmar con rotundidad que en los próximos artículos que escriba voy a ser capaz de avanzar un poco más en dicho tema. Las últimas reflexiones nos han llevado un poco más lejos y es probable que el Landser y yo hayamos podido pergeñar una magnífica estrategia de venta que, a fin de cuentas y con el trabajo que llevamos a nuestras espaldas, podría decirse que es el culmen de nuestro propósito. No os adelanto nada más, pues todavía lo tenemos en proyecto, pero vamos, que mi intención es poder desarrollar una nueva estrategia de mercado que serviría para impulsar los proyectos de quienes se dedican a esto de la autoedición... o como mínimo que nos impulse las ventas de los Maricones, coño, jajajaja.
 
Ya veréis, está muy bien pensado ;)
 
Feliz San Juan y feliz ¡HUL! a todos.
 
-R-

sábado, 17 de junio de 2017

INQUISICIÓN EN LA RED - NUEVAS FORMAS DE OPRESIÓN CENSORA

Sirva este nuevo artículo como homenaje póstumo a la recién extinta web de nuestros colegas Terror Team, que se vieron obligados a cerrar su twitter y su página oficial por el acoso que han estado recibiendo durante días a causa de una publicación demasiado controvertida según la juzgan los nuevos inquisidores de la red, o como les llaman en Forocoches: Los Flanders.
 
Por lo visto publicaron un artículo en el que escribían una reseña para esa película que han estrenado recientemente y que se llama "Déjame salir". No tengo ni puñetera idea de qué va la susodicha, pero sí tengo constancia de que el personaje principal es afroamericano. Vamos, que es negro. Total, que a la peña del Terror Team se les ocurrió, por hacer la gracia, ponerle por título al artículo "Mami, qué será lo que tiene el negro", y claro, ya os podéis imaginar que la horda de los quedabienes de mierda comenzaron a cebarse con ellos a través de la red social.
 
Esta llama no se apaga
 
Es lo que decía mi colega el Pau: yo no hubiese cerrado mi página web solo porque los típicos Jéiters de turno, que no tienen más oficio en su vida que criticar y sabotear el trabajo de los demás, hubiesen estado escribiéndome amenazas e improperios. A mí, majos que lo estáis leyendo, que sepáis que me hubiese sudado completamente la polla. Son todos unos cobardes; los típicos chivatos del cole que ahora se pueden congregar, como las palomas que se reúnen en la copa de un árbol y las muy zorras te cagan el coche todas a la vez. 
 
Esto también me ha hecho recordar que lo tenemos bastante chungo si pretendemos encajar en los gustos de una gran distribuidora, que obviamente se jugaría su (digamos) prestigio al publicar nuestros libros. He estado reflexionando sobre eso también, sobre nuestra posible incursión en el mercado literario oficial, y bueno, se me han ocurrido algunas ideas que me las guardo para escribirlas en un próximo post.
 
A la vista está que podrán decir de nosotros lo que les de la puta gana: Que somos racistas, xenófobos, machistas, nazis y fachas. Lo dicho, a mí por lo menos me la trae al pairo. Muestra de ello son los libros que publicamos. El acoso de los Flanders continuará cebándose con los más débiles. En contra de su subnormalidad continuaremos publicando MARICONES DEL ESPACIO. Y si se atreven a quemarlos, ya sabremos quiénes son los nazis.
 
"Ante cada censura, habrá siempre una subcultura" - Jello Biafra.
 
Hala negros, a zurrírsela.
 
-R-

sábado, 10 de junio de 2017

AUTOCRÍTICA DEL ¡MARICONES MANÍA! - ¡MARICONES DEL ESPACIO! - VOLUMEN 6

Valorar ¡MARICONES MANÍA!, la primera antología que publicamos recopilando lo menos peor de nuestros seis primeros libros, ha sido una tarea verdaderamente sencilla en comparación con las autocríticas que escribí para el resto de nuestras publicaciones. Está claro que nuestro primer Greatest hits incluye sólo los mejores momentos de la colección, que hemos seleccionado a razón de nuestras preferencias y también bajo el criterio de nuestros lectores, y obviamente lo que vamos a encontrar en ¡MARICONES MANÍA! es sólo lo mejor de lo mejor... Aunque el resultado, que es muy satisfactorio, una vez más nada tiene que ver con los volúmenes publicados con anterioridad.
 
Así pues, la calificación que para mí merece este libro es : Muy bien, o 'Notable' como decían en el colegio. Vamos, un ocho sobre diez. 
 
Pues sí, diría que tanto de éste como del ¡SIEG HEIL! son los libros de los que me siento más orgulloso, aunque de forma muy distinta y es por eso por lo que a ¡MARICONES MANÍA! no le doy un excelente. Pero vamos por partes:
 
El verdadero trabajo en esta ocasión, además de escoger correctamente los capítulos que  iban a conformar el libro, ha sido establecer un orden en ellos que consigan tener un efecto 'polvazo' en el lector. Me explico: La narración comienza despacio, con los capítulos más asequibles para los no-experimentados. Poco a poco van incrementándose paulatinamente la intensidad, la tensión, los momentos de degeneración total y los de súper vergüenza ajena hasta que se logra experimentar una catarsis brutal que se encuentra, cómo no, en los últimos episodios del libro. Para que os hagáis una idea, a los que usabais grabadora de cassette, el trabajo en este nuevo libro es similar a las curradas que todos nos pegamos alguna vez cuando le grabábamos una cinta con nuestras mejores canciones a algún colega que quisiéramos impresionar o a alguna tía que estuviese muy buena. Ya sabéis, escoger las canciones correctas, un orden correcto y además crear un clímax era primordial para cualquiera que quisiera grabar una cinta épica. Eso sí, pocas veces lo conseguíamos, jajaja.
 
A continuación os pongo la lista de los capítulos que aparecen en el libro. El caso es que he podido encontrar capítulos buenos en cada una de las entregas de ¡Maricones del espacio! aunque de forma desigual, pues del volumen cero tan sólo he escogido dos mientras que del ¡Putas, yonquis e inmigrantes! he puesto un montón.

- UNA DRAMÁTICA EXPERIENCIA
- EL CABALLO DE POYA
- LOS MANTRAS DE JUANANTONIO
- GORDO LAMECULOS
- CARTA A LA MADRE
- BOLLYMIERDAS
- LA MIERDA, DE LA MIERDA, DE LA PUTA MIERDA
- SEBOSO MÓRBIDO Y PUTREFACTO
- ¿DÓNDE VAS CON LA PESTE A VINO?
- MOVIMIENTO DE LIBERACIÓN MARICO-ALIENÍGENA
- LO VERDADERAMENTE MALO DE LAS DROGAS!
- ¡LOS HORRORES DE LA ANDROGINIA!
- TU PADRE ES MARICÓN
- CON FRANCO VIVÍAMOS MEJOR
- ¡TRAGALLUFAS!
- ¡CUIDADO CON EL TETO!
- FOLLAMIGOS DE LA BASURA
- LESBIANA DE LAS TETAS VERDES
- CHORIZOS DE MARICÓN
- LA MAYORÍA DE LA GENTE ES UNA COMPLETA PÉRDIDA DE TIEMPO



De izquierda a derecha, de arriba abajo, la progresión de cómo hicimos la portada.

Como os decía, si no le he puesto un excelente a nuestro último trabajo es porque adolece de lo mismo que los álbumes recopilatorios: Es verdad que incluye los mejores (digamos) temas, pero también es verdad que se pierde un poco el sentido, la orientación, los momentos de introspección o el mensaje que tiene cada uno de los anteriores volúmenes de ¡Maricones del espacio! Quiero decir, que la recopilación está basada en lo más impactante o en lo más esencial, y por ello no incluye otro tipo de formas que sí se incluyen en los otros libros. Al igual que sucede con los discos de grandes éxitos, es verdad que están muy bien para introducir a los no-iniciados, pero para quien sea seguidor de la colección no supondrá nada nuevo en absoluto, simplemente un trabajo que podrán recomendar a quienes no sepan de qué va el tema.
 
A mí lo que más me gusta es la portada que ha hecho el Landser, basándose en la portada del "Give me convenience or give me death", que le viene que ni pintado precisamente por lo que os comentaba antes: Que al igual que dicho disco de los Dead Kennedys, ¡MARICONES MANÍA! es un grandes éxitos, y además es puro hardcore. La srta. Hernández de Urban Spaceman, que nos hizo la corrección ortográfica de la primera versión, ya nos advirtió que había momentos que le había costado leerlo precisamente por su crudeza (o "asco supremo", decía)... y luego había capítulos que le habían parecido "cuchis" como el de la carta que Hitler le manda a su madre. 
 
En conclusión, mi nota sobresaliente tampoco va a ir destinada a esta nueva entrega pero por lo menos estoy satisfecho, ya que de nuevo hemos sido capaces de volver a publicar un libro tan bueno como ¡SIEG HEIL!. El futuro de ¡MARICONES MANÍA!, sin embargo, se presenta incierto. Tal como os decía, lo reservaremos sin cargas para poder publicarlo con fines comerciales y por el momento no tenemos nuevas noticias que nos confirmen que eso pueda suceder. Veremos a ver. Por lo menos me quito de en medio la faena del recopilatorio de marras y así podré volver a dedicarme a escribir, que es lo que a mí de verdad me gusta.
 
-R-

domingo, 4 de junio de 2017

¡MARICONES MANÍA! - LA GRAN ESTAFA DE CONDILOMA EDICIONES



Me parece la mejor portada desde el Maricones original
Desde enero de 2014 venimos publicando todos nuestros libros de forma gratuita y, más o menos, semestral. Entiendo que por el momento no debemos tener unos seguidores tan exigentes como para reclamarnos las últimas novedades a tiempo, y menos mal, porque es probable que este año no publiquemos ningún libro a no ser que de aquí a diciembre me ponga a saco con la siguiente novela. Cambiaré la frase que aparece en la web: en lugar de "semestral" pondré que ¡MARICONES DEL ESPACIO! es una publicación independiente, porque todavía lo es.
 
La semana pasada finalmente terminamos la portada y la camisa del ¡MARICONES MANÍA! y lo cierto es que a mi parecer nos ha quedado espectacular. Esta nueva entrega de la colección no la publicaremos en descarga gratuita como venía siendo lo habitual.
 
Hoy mismo he hablado con mi socio y me ha hecho prometerle que el PDF de este libro no estaría colgado en nuestra página web, más que nada para que a la larga no nos comporte ningún tipo de problema de derechos si es que pudiese suponer un inconveniente para nuestra posible distribuidora el que lo colguemos gratis en PDF.
 
Entonces, ¿qué? ¿Qué hay de todo ese rollo que nos veníamos trayendo de que "regalamos todos nuestros libros"? Pues bien, me quedo bastante tranquilo pudiendo aclarar que no nos saltamos ninguna de nuestras normas ya que esta nueva publicación no es una nueva entrega de la colección en sí. No continúa con el orden cronológico de los anteriores libros y en realidad no es más que un volumen recopilatorio con nuestros capítulos preferidos, lo que significa que su contenido lo podréis encontrar en el resto de números publicados. 

Le debemos mucho a esta tía
Como os decía, hasta ahora hemos estado regalando todos nuestros libros en PDF, pero ¡MARICONES MANÍA! será la primera de nuestras publicaciones que no se ofrecerá de forma gratuita. De hecho será un producto destinado a que tenga una función exclusivamente comercial.
 
Lo que también me gustaría dejar claro es que, aunque podamos tener la posibilidad de trabajar con una editorial de verdad y con una distribuidora de amplio alcance, nosotros como CONDILOMA EDICIONES nos debemos a nuestros lectores antes que a nadie.

Por eso, y como también venía siendo habitual, yo os dejo nuestro correo electrónico por si tenéis algún ruego o sugerencia al respecto, para que podáis escribirnos o pedirnos lo que queráis: correos@condiloma.es No sé si me explico, pero a buen entendedor pocas palabras bastan, jajaja.
 
Lo dicho, aunque no haya sido publicado todavía, celebremos la aparición del ¡MARICONES MANÍA! tal como veníamos haciendo con los anteriores. En el próximo post que escriba para este blog procuraré incluir la típica crítica a la que someto a todos mis libros y ya os daré más detalles acerca de los capítulos que hemos incluido finalmente en este, digamos, Greatest hits, jajaja.
 
¡Larga vida al Maricones, cacho perras!
 
-R-

jueves, 25 de mayo de 2017

MIEDO A UN PLANETA GAY - TENTÁCULOS ALTERNATIVOS II

¡Sí, miedo! Y es que esta misma mañana a mi socio y a mí nos ha hecho mucha ilusión recibir un tuit de la revista EL JUEVES donde nos mostraban el nuevo número especial de sus 40 años que han publicado esta semana... junto a un ejemplar del ¡Maricones del espacio! jajaja.
 
Lo primero que nos hemos preguntado el Landser y yo era de dónde lo habrían podido sacar, porque nosotros no les hemos mandamos ninguno, y eso que alguna vez lo habíamos tenido en mente. Puede que lo hayan comprado en Freaks por curiosidad, o tal vez lo hayan visto en algún festival de autoedición como el GRAF y les haya entrado por el ojo, o tal vez les haya llegado hasta sus oídos que ¡Maricones del espacio! se puede adquirir a un precio ridículo en la página web de LIBROS DE AUTOENGAÑO. Sí, claro que me encantaría saber cómo ha llegado ese Maricones hasta la redacción de El Jueves... pero, bueno, ya sabéis: En el fondo soy un romántico de mierda y prefiero mantener la incógnita antes que desvelar la verdad, pues seguro que es mucho más patética de lo que se me pueda estar pasando a mí por la cabeza. Jajaja.
 
Debo confesaros que últimamente nos estamos dedicando a agasajar a nuestros ídolos de juventud enviándoles Sieg Heils. Por eso Julián, César, Manuel, etc. no penséis que es nuestra intención obtener algo a cambio de mandaros los libros. Entiendo que la gente por lo general no da nada por nada y que siempre persiguen un interés aunque no lo confiesen, pero ese no es nuestro caso. Muy al contrario, el único interés que tenemos es poder mostrarles a nuestras principales influencias la destilación del trabajo que hemos creado a partir de lo que hemos aprendido de ellos. Yo por mi parte celebro que los aceptéis de buena gana e incluso que tengáis la deferencia hacia nosotros de leerlo, jajaja.
El tuit de marras. Esto es material que no debe perderse.
 
Pues eso. Por el momento seguimos sin noticias con respecto a la publicación del nuevo libro que debería publicarse bajo la tutela de una distribuidora de ámbito extenso. Cierto es que a mí tanto esperar me come un poco los nervios, pero mira, noticias como la del tuit de hoy me devuelven la tranquilidad y hacen que me de cuenta de que, si la gente del El Jueves se han interesado por nuestros libros, es que lo estamos haciendo bien.
 
¡Maricones del espacio! es una colección de puta madre. Siempre lo he dicho. 

-R-

sábado, 20 de mayo de 2017

OCIO Y NEGOCIO - SI NO HAY DIVERSIÓN, LO QUE HAGAS SERÁ UNA PUÑETERA MIERDA

Lo lógico y normal, en la estructura de cualquier artículo, es comenzar argumentando un tema y terminar formando un resumen como conclusión al respecto. Pues bien, yo lo haré al revés, primero os digo la conclusión y después argumento:
 
Leo muchos artículos en internet donde se dan consejos para la peña que quieren ser escritores, los que quieren montar una editorial o los que pretenden hacerse ricos pegando un pelotazo en plan Código Da Vinci, Pilares de la tierra y toda esa mierda. Todos son puta palabrería, los artículos digo.
 
Yo, por mi parte, lo único que saco en claro después de nuestra experiencia publicando libros es que SI NO TE DIVIERTES ESCRIBIENDO, NO MERECE LA PUTA PENA QUE LO HAGAS. 
 
Ayer por fin leí un artículo verdaderamente interesante, pondré el enlace al final, sobre lo muy patético que resulta todo lo que gira entorno al actual negocio editorial.

 
Queda claro que nuestra aspiración
es puramente corporativa
Dice, muy acertadamente, que "son los mismos editores-fabricantes, esos que tanto se quejan de lo mal que va su negocio, los que están acabando con el libro entendido como un bien cultural. Los consorcios del consumo cultural publican libros vendibles, no perdurables. Los autores de tales libros tratan, oportunistamente, temas de moda que a nadie le importarán mañana, pero que dejan buenas regalías en cosa de tres semanas. La codicia en el mercado editorial está acabando con la cultura del libro del mismo modo que ya casi acabó con la cultura del disco, en el caso de la música".

 
No podría estar más de acuerdo con dicha afirmación. También con la siguiente: "A estos consorcios editoriales ya no les interesa el catálogo sino tan solo el inventario, pues ya no publican libros que realmente vayan a permanecer vigentes, sino objetos (que se asemejan por su forma a los verdaderos libros) cuya venta ha de ser inmediata. Después de alcanzar la ganancia esperada, los miles de ejemplares sobrantes acabarán triturándose".
 
Estas últimas semanas he estado dándole algunas vueltas al posible cambio en nuestra orientación como editorial. Quiero decir, hasta el momento nos vanagloriábamos de poder regalar todos nuestros libros. Pensaba que dejar de hacerlo sería como traicionar esas bases que nosotros mismos proclamábamos... pero claro, el caso es que para poner nuestra colección a disposición de un público mucho más amplio lo que debemos conseguir es llevarlos en formato físico hasta las librerías; esto es: pasar a formar parte del rollo editorial serio. Algo así como cuando los Sex Pistols firmaron con Virgin, para que me entendáis.
 
¡Gracias como siempre a Libros de Autoengaño!
Eso implicaría que el precio tan asequible que tenían nuestras publicaciones hasta el momento se vería incrementado, puesto que se incluirán al coste de la producción los gastos derivados del trabajo de distribución, ya sea administrativo, logística, almacenaje, etc.
 
Total, que a la larga tendremos que renunciar a regalar Maricones del espacio por exigencias de nuestra posible distribuidora. Pero no porque nosotros vayamos a ganar más pasta sino porque entrará a depender el trabajo y el sueldo mensual de otras personas. El que esto ocurra ya no me resulta tan negativo, pues si bien dejaremos de regalar los libros, también es cierto que daremos trabajo a la gente.
 
"Resulta lamentable lo que está produciendo este negocio editorial que se ha olvidado de la cultura para quedarse únicamente en negocio, pero especialmente en un negocio (la negación del ocio) cuya única aspiración es la codicia". Así pues, lo que saco en claro es que a lo que no se debe renunciar es a publicar deliberadamente lo que te sale de los huevos. Si lo das gratis, como si lo cobras a cincuenta pavos. Se trata, ante todo, de divertirse y no hacer lo mismo que hace el resto.
 
Esta semana se cumplen siete años de diversión. ¡Felicidades, Maricones!
 
-R-
 
PD: Ah, el enlace, por si alguien tiene verdadero interés: Negocio editorial y acumulación de dinero.

jueves, 4 de mayo de 2017

ULTIMANDO LOS DETALLES PARA LA PRÓXIMA PUBLICACIÓN

Acabo de darle carpetazo al ¡Maricones manía! ahora mismo. Sí, hace ya un par de semanas que lo di por terminado, pero me ha pasado lo mismo que me pasó con el Maricones original: Me faltaba un capítulo final que fuese una verdadera conclusión. Pues bien, como os decía, acabo de añadirlo y ahora sí que doy el libro por concluido. Ha quedado redondo.
 
Tengo que mandarle un correo a Lucía, a ver qué tal le va y a ver si hablamos de los próximos temas que tendremos que abordar. Estos son: Sacarnos el ISBN, sacarnos el depósito legal y establecer un precio de venta al público que no sea palmar pasta pero tampoco sea venderlo caro. Por cierto, mi socio me comentaba hoy que si buscas la librería OVNI de Granada, que es la que pertenece a Lucía de Autoengaño, puedes ver que tiene nuestros libros puestos en una de las estanterías, tal como se muestra en la foto adjunta, jajaja. Ahí estoy viendo la portada del volumen 0, justo detrás hay algunos Cojones, los amarillos, y creo que el libro que está delante tapa también otros libros que, por el grosor, diría que son Chaparrones.
 
A la espera estoy también de que mi socio me mande los colajets (así llamamos a los collages) que tienen que engalanar el contenido del libro. Yo no he estado nunca demasiado conforme con eso de poner ilustraciones o imágenes en los libros, aunque entiendo que resulten llamativas y le agreguen un valor añadido a las publicaciones. Total, que le he dicho al Landser que prepare diez colajets con diferentes motivos, la idea es que dichas imágenes ilustren el proceso creativo del Maricones del espacio y además nos sirvan a nosotros para recordar todas las paridas que se nos han ido ocurriendo durante estos últimos ocho años. Normalmente la peña le mete prisa con los proyectos, mi idea sin embargo es que pueda hacerlos sin presión para que le quede un trabajo acorde con su gusto. Vamos, que no haga la primera mierda que le venga a la cabeza sólo por tratar de hacerlos rápido.
 
Pues eso, la cosa está en que en cuanto mi socio tenga las imágenes, las incluiremos en la maquetación del libro y hala, arreglamos los asuntos que tenemos con Libros de Autoengaño y ya estarán los libros listos para mandarlos a imprenta.
 
Bueno peña, me piro a sobar que no son horas. Ah, se supone que la semana que viene me tienen que decir si me renuevan el contrato en la empresa que estoy ahora. Se supone que sí, porque el trato que recibo así me lo deja entrever, pero vamos, que lo sabré seguro en cuanto lo firme.
 
Hala, ánimo negros, que mañana ya es viernes.
 
-R-

sábado, 22 de abril de 2017

EL DENOSTADO INTERÉS POR LA LECTURA - HACEN FALTA NOVEDADES INTERESANTES

Esta mañana (en realidad ayer) lo estaba comentando con mis colegas: No es cierto que hoy en día se lea menos que antes, tampoco es cierto que se escriba menos. El uso de los programas de mensajería instantánea, los artículos que se publican en internet o incluso las imágenes que circulan diariamente en los móviles de la peña no dejan de ser nuevas opciones de lectura y, en comparación con hace cinco o diez años, estoy convencido de que se puede afirmar que ahora mismo todos leemos muchísimo más que antes.
 
Lo que sí es cierto es que, claro, con tanta oferta de cine, videojuegos, series, música o redes sociales en internet los mayores perjudicados en lo que a opciones de entretenimiento se refiere han sido los libros, que han quedado relegados casi al olvido de no ser porque existe una festividad en que prácticamente es de obligado cumplimiento el regalarlos.
 
Como os decía, estoy seguro de que en general todos leemos mucho más que antes, sucede que en cuanto a la literatura (palabra que ya de por sí tiene un cierto aire a rancio) no ha habido una evolución como la ha habido en la música o en el cine. Podríamos pensar que la falta de interés por los libros se deba principalmente a que se han quedado atrás en el tiempo... pero lo cierto es que siempre que ha salido alguna novedad destacable, como cuando salió Harry Potter, o El código Da Vinci o Cincuenta sombras de Grey, la gente ha recibido muy bien dichas publicaciones e incluso han cosechado ventas de infarto ni que fuese porque la peña los compraba para regalarlos, jajaja.
 
A mi modo de ver, los autores no ofrecen novedades verdaderamente originales y el hecho de que cualquiera pueda escribir y publicar su puto libro en internet ha copado las estanterías digitales con todo tipo de basura inmunda e infumable que hacen que se pierda claramente el interés por el mundillo editorial. Mañana (en realidad hoy) saldré a pasear y estarán los libreros en la calle con sus tenderetes puestos. Obviamente no tendrán nada de mi agrado, por eso mismo es por lo que comenzamos a publicar ¡MARICONES DEL ESPACIO! Estoy seguro de que mañana habrá quien hable de nuestros libros y aprovecharán para recomendarlos a sus colegas preguntándose: ¿Cómo es posible que estos libros no los vendan en las tiendas?
 
Todo se andará. De hecho cada vez queda menos.
 
Hala majos, que disfrutéis del domingo y lo que queda del finde.
 
-R-

miércoles, 19 de abril de 2017

ADICTOS A LO CHUSCO - EL TRAP Y SU PUTA MADRE

Ya os lo advertía en la entrada que escribí sobre el fenómeno Lory Money, y es que está claro que no merece la pena esforzarse tanto por molar cuando lo que verdaderamente mola es no currárselo una mierda. Este finde he encontrado el momento idóneo para ponerme al día sobre esa gran vorágine que es el Trap.
 
El año pasado, mientras yo estaba sufriendo las de Caín con los cuatro primeros meses de vida de mi hija, mi compañero el Pau Molina ya me enseñaba videos de Kínder Malo y me dijo que estaba viciadísimo a aquella mierda. La mayoría de la gente de mi edad aborrece el rap, somos pocos a los que nos entró el rollo durante el auge del Hip hop en español, y lo cierto es que todos aquellos artistas que escuchábamos entonces como Frank-T, 7 notas, Mala Rodríguez, los primeros SFDK, Doble V, HP Squad, La Excepción, el Tote y sus tantos etcéteras fueron barridos finalmente por la inevitable sobresaturación. 
 
Nos cambiamos de barco a finales de los noventa, justo cuando el metal se fue a la mierda con todas aquellas polladas de los Korn; el hardcore punk lo teníamos ya mega aborrecido y el ska dejó de ser interesante porque habían demasiadas bandas malas. Lo cierto es que el rap hispano fue un soplo de aire fresco, recuerdo que cuando escuché el "Supervillanos de alquiler" sentí lo mismo que cuando escuché el Kill 'em all por primera vez a los 14 años. Ha pasado el tiempo, se sintió el desgaste y la consecuencia lógica es que esa música, quince años después, nada tiene que ver con los chavales de hoy en día. Ni las bases musicales ni las letras de las canciones son asequibles para los adolescentes, que lo que quieren es divertirse y que no les taladren. El rap de finales de siglo, ahora mismo, es tan paternalista como escuchar una conversación entre ancianos.
 
Total, que lo que peta ahora no lo puedes encontrar en Spotify. En realidad no es nada nuevo, porque mis colegas ya habían grabado música similar a principios de los noventa, pero es ahora cuando le ha llegado el momento al Trap. Artistas como Pimp flaco, Kínder Malo, Dudu de 'Aquí no hay quien viva' o los Pxxr Gvng esos (poor gang) que parecen ser los que han tenido más salida son los nuevos focos de atención para los adictos al móvil que se hacen tatuajes en cualquier parte y no tienen verdadera motivación por nada. Nos han hecho mayores, y más teniendo en cuenta que parecía imposible el que, con la de música chunga que escuchábamos los de nuestra generación, los púberes de ahora pudiesen sacarse de la manga algún estilo que llegase a darnos puto asco. Sí, lo han conseguido.
 
Con sus ritmos pastelosos, sus letras infantiles y minimalistas, sus escarceos con el reggetón y sus aros en la nariz han conseguido finalmente echarnos a un lado y hacernos sentir viejos. El que reconozca abiertamente que dicha música es una mierda y que la que escuchábamos nosotros molaba mucho más, que no se engañe: "Te has hecho mayor, hablas como tu padre".
 
Pues bien, como os decía, me eché la mañana del sábado con el Rubén viendo videos y poniéndome al día. Desde luego, es una música muy floja, pero estaréis de acuerdo conmigo en que siempre viene bien escuchar algo nuevo. A los fans del Trap decirles que me alegro por ellos, están viviendo su momento y me han hecho recordar lo que molaba cuando salía un disco de aquellos que le daba la vuelta al panorama musical por completo.
 
Ah, y hablando de cosas que le dan la vuelta al panorama, mi socio y yo seguimos trabajando en el MARICONES MANÍA que estará listo en breve. La portada está quedando de puta madre y, pienso yo, nuestro estilo también podría ser vanguardia de los tiempos que corren, jajaja.
 
Hala negros, me voy a zurrar la sardina.
 
-R-

lunes, 10 de abril de 2017

LA GRAN MENTIRA DEL ACEITE DE PALMA - LA ALARMA SOCIAL DE CADA AÑO

Llevo días tratando de dedicar un momento a escribir un post sobre lo que refiere el título del mismo y, la verdad, he estado echándole tanto tiempo al trabajo del nuevo libro que apenas me quedaba un momento para pasarme por el blog.
 
Os cuento, que me parece significativo dejar constancia aquí: El otro día mis compañeros del trabajo, los del de ahora, estaban hablando sobre el nuevo tema de alarma social, o lo que es lo mismo, lo terrible y destructivo que de repente es ahora el aceite de palma.
 
Estuve escuchando la conversación, que obviamente era un compendio sobre las diferentes impresiones que se ofrecían en los medios de comunicación, y claro está, al final preferí morderme la lengua para no meter baza porque siempre que doy mi opinión acabo pareciendo un bicho raro.
 
La alarma social de este año es lo muy peligroso que es (ahora) para la salud el aceite de palma. Quien ve la tele asiduamente no se da cuenta de que cada año es lo mismo, si no recuerdo mal el año pasado fue lo del mosquito con el Zika, hace cosa de un par de años creo que fue lo del ébola... y si nos vamos remontando hacia atrás tenemos la gripe A, la fiebre aftosa, las vacas locas, la coca cola con dioxinas, jajajaja. Cada puto año se sacan de la manga algún tipo de pandemia terrorífica que, al final, queda en nada porque ¿Dónde está ahora la gripe A? ¿Dónde está el Ébola? ¿Dónde?
 
No sé en cuál de los ¡Maricones del espacio! hacía referencia al tema, pero vamos, que yo estoy harto de que cada año nos vengan con alguna chorrada de estas para que luego la gente tenga algo de qué hablar. Que sepáis que la Nocilla contiene "Grasa de origen vegetal de palma" y que me la voy a seguir zampando sin problemas. Ya la cambiaron hace años, cuando la grasa que le ponían a la bollería de antes era de origen animal, y creo que por eso no se ha muerto nadie a no ser que fuese un puto zampabollos. Mi abuela me dijo una vez que, hace añísimos, andaban diciendo por la tele o la radio que comer jamón serrano era malísimo para el corazón, jajajajaa. Bueno, creo que con este último apunte he conseguido transmitir lo que quería comentaros así que no divagaré más sobre el asunto porque ni puta falta que hace. Con las noticias pasa como con el Sálvame, que si lo ves cada día se te van olvidando las cosas que dicen tiempo atrás. Una vez me enteré que Kiko Matamoros se iba a quedar ciego, de hecho le hicieron un programa especial sólo para hablar del tema... y que yo sepa el tío sigue sin haberse afiliado a la O.N.C.E. ni nada. 
 
Total, que queda claro que se puede llenar cualquier tipo de espacio televisivo con subnormalidad, que a la gente sólo le importa un par de días y después aparece una nueva noticia que eclipsa a la anterior.
 
No veáis la tele, coño, y si podéis no tengáis whatsapp de ese. Yo me he comprado esta semana un Nokia por 40 pavos que está cojonudo, sin internet y sin mierdas. La batería dura 30 días sin necesidad de cargarse y la gente no te anda dando por el culo.
 
Ah, y sobre el tema de nuestro nuevo libro, ya os lo contaré otro día, pues alguna novedad tengo... pero vamos, que ahora no me apetece, que estoy muy cansao, jajaja.
 
Hala, me piro a sobar sin paja ni ná.
 
-R-

martes, 28 de marzo de 2017

LOS BENEFICIOS DE LA ENVIDIA - COPIAR DESCARADAMENTE

Dudo mucho que exista alguien que no haya pronunciado alguna vez en su vida eso de "Qué mala es la envidia". Pues mira, resulta que al final no lo es tanto. Voy a contaros una historia de esas que normalmente la gente se las calla pero, claro, yo no puedo, jajajaja.
 
Resulta que durante 2014, el mismo año en que creamos nuestra página web y subimos el MARICONES DEL ESPACIO por primera vez para su descarga gratuita, apareció junto con nuestra publicación el libro COMECOCOZ del castellonense Víctor Máñez. A mí personalmente, que pensaba que nuestra propuesta de humor era de lo más singular, me dio curiosidad y bastante rabia conocer que había alguien que se nos hubiese adelantado a nuestra iniciativa. Total que, como él también regalaba su libro, me lo bajé para inspeccionarlo. Lo que encontré fue una chusta total, un texto pésimo e infumable del que, en realidad, el mismo autor ya avisaba que estaba hecho así adrede e incluso él mismo se reconocía -cito textualmente- "totalmente amateur". Una cosa es ser amateur como él dice y otra cosa es ser malísimo, jajajaja.
 
Pero vamos, que lo que de verdad importa es que el libro de marras estaba publicado en varios foros, en muchísimas páginas web dedicadas a los libros gratis, se había creado un blog e incluso el cabrón lo había subido a Amazon y cobraba por venderlo en PDF. Encima, en casi todas las páginas, encontrabas  comentarios o reseñas favorables sobre el libro cuando yo mismo fui incapaz de leer más allá del tercer capítulo por pura vergüenza ajena.
 
De todos modos, y reconociendo que sentí muchísima envidia de que un libro mucho más flojo que el nuestro tuviese tanta repercusión (en comparación con el Maricones), lo que hice fue seguir la estela de Comecocoz durante meses, revisando las páginas donde aparecía, subiendo nuestro libro a las mismas webs donde hubiesen admitido el libro de Víctor, creando un blog mejor que el suyo, una cuenta de Facebook para seguidores e incluso subiéndolo nosotros también a Amazon o Casa del libro. Vamos, que lo que hicimos básicamente fue copiar y mejorar el modo de proceder del que nosotros mismos considerábamos nuestra competencia directa. Ah, y hablando de copiar, ya me ha llegado el Give me convenience de los Dead Kennedys. Como os decía, copiaremos el diseño de la carátula para componer la portada del MARICONES MANÍA.
 
Hace poco me enteré de que Víctor ha publicado la segunda parte, pero claro, ahora mismo nuestros logros están ya algo más lejos de la etapa en la que él se encuentra. A día de hoy celebro que la aparición del Maricones coincidiese con la aparición de su libro, porque nos permitió aprender mucho de cómo manejarnos y darnos a conocer en la web. Si buscas "Maricones del espacio" en Google te aparecen ya bastantes entradas y eso, claro, da bastante más presencia que no que aparezcan solo un par o tres de enlaces.
 
Lo que he aprendido gracias a Víctor Máñez, seguro que sin que él sea consciente de ello, es que la envidia es buena pues se puede considerar un indicador. Hay que identificarla en cuanto aparece ya que sirve para conocer cuál debe ser tu próxima meta y, sobre todo, luego debes procurar aplicarte en conseguir lo que sea que envidiemos en los demás. Pues eso, que gracias Víctor, y lamento que tu libro me parezca tan penoso, jajaja. Supongo que a mí también me podrán venir a criticar el Maricones.
 
Por cierto, pasado mañana hará un año desde que llegaron a nuestras manos los 100 primeros ejemplares del MARICONES DEL ESPACIO. ¡Felicidades!
 
Hala pajilleros, me voy a zumbar la zambomba un rato que así duermo como un lirón.
 
-R-